Diario de una reacción

Porque hoy te has levantado así, despertando de la cama como el que despierta en un lugar conocido, sabiendo que todo va bien, sin apenas preocupaciones, levantándote hasta la cocina, preparando un café amargo, que lo que pasó fue simplemente vida.

Alegría tornada cuando te das cuenta que no estás en ese pasado y que si estás en aquel futuro tirante de hoy, hoy me acuerdo de ti, mañana no de ti pero si de ti, reconozco que daría todo por estar como estuve.

Hoy te has levantado así, porque con tus manos dibujas el día a día, cada vez más escondido, cada vez más protegido. Sin ella pero con ella.

Hoy te has levantado así, sin aceptar la realidad.

Porque sabes que tienes que pedir muchas veces perdón, por todo a aquel que no le hablas y por todo aquel que no le has dado ninguna explicación de todo esto. Una difícil explicación de porque no pronuncias palabra alguna, no te haces notar o simplemente sigues escondido en tu propio mundo con tus propias reglas.

Porque te preguntas si la gente sería capaz de entender todo esto, si eres el viajero que sólo le está ocurriendo esto, que quieres pensar que todo sigue igual, que ella sigue ahí.

La frustración te ha llevado aquí. Difícil explicar que te da vergüenza fijar a la cara, porque una vez les miraste lleno de alegría y ahora todo se ha convertido en un ser reservado, que apenas dice nada.

Difícil explicar tu reacción después de tanto tiempo, explicar que ya no ríes con la misma intensidad, que piensas diferente siendo el mismo inocente amado, que no serías capaz de vivir de otra manera, porque tienes miedo que te pregunten por ti o por ella.

Difícil explicar que sigues amando en silencio, sin que ella se de cuenta, sin que se den cuenta, que lo que haces lo sigues haciendo por alguien, porque sigues esperando a que todo vuelva a estar como estaba, por volver a conseguir lo que tenías un día, porque realmente también tienes miedo de la gente y sus preguntas.

Protégete, porque ya te ha preguntado sobre ti…

A ratos quiero todo y más contigo, de nuevo.

Diario de una reacción.

Advertisements