Intenta definir te amo

Notas del autor: Tienes la posibilidad ante ti de abrir ese cuaderno dónde copiabas aquellas palabras que no entendías o te mandaban ¿Le echarías algo en cara a tu profesor de Lengua? Seguramente ya sabrás de que te hablo en este relato, sobretodo, cuando tus palabras significan más de lo que crees. Te reto a descubrir el verdadero significado del verbo amar ¿Te has preguntado alguna vez porque es tan difícil de definir?

dictionary-613910_1280

Espero que os guste, no os olvidéis de comentar o suscribiros. Compártelo, es gratis, y quizás conozcas a alguien que se sienta o se haya sentido así. También estás invitado/a al resto de mis redes sociales 🙂

Si te dedicas a la música y a la fotografía y quieres que aparezca en mis entradas/vídeos mándame un correo electrónico y lo colocaré junto a tu canal o blog.

Un fuerte saludo.

Aquel muchacho abrió su cuaderno, aquello no tenía sentido alguno, las miles y miles de emociones que recorrían sus venas alocaban aún más el peinado moderno que sostenía.

Se volvió loco durante toda su infancia buscando en el diccionario todas aquellas palabras que no llegaba a entender, crecía y la maldita tarea seguía repitiéndose cada año. Unos años con palabras malsonantes (no por ser insultos sino porque realmente sonaban mal) y otras que, por ignorancia de su significado, las añadía a su vocabulario diario a pesar de no saber el significado real de la palabra y siempre le pillaba.

Empezó a aprender y aprender y, sin embargo, todo lo que le habían enseñado le daba cierto resquemor por aquello de que… Alguien le estuvo engañando. Ese profesor de Lengua le debía mucho y a la misma vez le tenía que reprochar muchas cosas. La parte de lectura conformó parte de su imaginación, la expresión escrita le acababa dando la importancia que tiene, la expresión oral, según los demás, le ayudaría a conseguir un trabajo y la gramática le regalaba buenos modales. ¿Qué había de mal en ese profesor de Lengua que repetía aquello de “Hay que protegerlos”?

Se encontró con su cuaderno de la infancia, volvió a mirar aquellas palabras al azar; Distancia en Matemáticas, dolor y mano en Conocimiento del Medio, sentimiento en Tutoría, silencio a la hora de ponerse en fila y mirada en el famoso dictado que suspendió. Para colmo, todo subrayado en rojo.

El chico las releía, las volvía a leer, una y otra vez, con el flexo en la cara la magia empezó a surgir cuando creció.

Quedaron atrás esos años de locura, de sentirse creciendo en un mundo en que Peter Pan se echó las manos a la cabeza, se encontraba, como piensas, madurando y delante de él su cuaderno con sus palabras.

La distancia ya no era una diferencia sino el sentimiento de aferrarse a alguien.

Sentimiento no era un estado sino una emoción que no perderse.

Dolor no era una sensación molesta sino una experiencia.

El silencio se convirtió en el diálogo de los enamorados.

Las manos el reflejo de la honestidad y la mirada el lenguaje de los sabios.

En aquella escuela, con aquel profesor de Lengua al que reprocharle los tintes de ironía y el sazonamiento de la realidad en su materia, le entregó el contenido siendo la vida quien realmente le dio el significado de las palabras que pronuncia ahora.

De las palabras que pronuncias y crees saber el significado.

Intenta definir “te amo” y recuerda porque se reía el profesor.

Definir “te amo” es difícil porque en clase de Lengua te ayudaron a conjugarlo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s