¿Por qué te duele tanto?

Notas del autor: Siempre se ha dicho que el corazón debe ir correlacionado con el cerebro y viceversa, cuando no ocurre algo va mal en tu interior. Es esa fuerza invisible, monstruosa y que no tiene piedad contigo lo que traigo hoy. Una realidad alternativa que convive en nuestro interior, desatada cuando paramos y hacemos resumen. No sabrás hasta que leas si hablamos de lo mismo, si hablamos de una emoción, de un sentimiento o de una enfermedad. 

walking_away

Espero que os guste, no os olvidéis de comentar o suscribiros. Compártelo, es gratis, y quizás conozcas a alguien que se sienta o se haya sentido así. También estás invitado/a al resto de mis redes sociales 🙂

Si te dedicas a la música y a la fotografía y quieres que aparezca en mis entradas/vídeos mándame un correo electrónico y lo colocaré junto a tu canal o blog.

Un fuerte saludo.

¿Y aquella canción? Es tu melodía enfermiza: Un ritmo tenebroso, oscuro y triste que esconde tu delirio – eso te responde la experiencia – . No puedes hacer nada cuando se te acopla en los oídos. Es como si las notas fuesen tus ojos y tus manos le preguntan con una blanca pero él, a pesar de todo, te responde con el silencio

“¿Por qué el corazón no me funciona?”

No sabes si hablas de un sentimiento, de una emoción o de una enfermedad. La canción la tienes tan agarrada en tu cerebro que se inyecta por tus venas, recorre cada lugar de tu cuerpo, cada centímetro sellado por él te recuerda a esa canción.

Es, a su lado, cuando las mariposas del estómago ya no bailan ni susurran ilusiones. El jardín parece podrido y es oscuro como la canción del principio. Tu estómago es ese lugar dónde las náuseas le recuerdan al corazón el dolor por el que mueren tus hadas.

Sabes que suena en su lado personal, que suena en sus palabras, que suena en sus ojos y con sus gestos te dirige a una melodía preciosa… Parece sincera, totalmente opuesta a la tuya – afirmas con la cabeza –. Una realidad que calla la tuya, un humo polvoriento, sedoso e intranquilo que torna de gris tu cerebro.

Rabias una y otra vez, llegas a esa escalera que nunca acaba, los dedos no buscan su mano, el estómago llora dudas, la sangre hierve, tienes miedo, furia, nervios y nunca se acaba.

Te agarras a él como un clavo ardiendo – reconoces –, te arrastras por su piel y te repites a ti misma:

“Que siga su melodía sincera, que siga” pero no puedes.

Las nubes son de ese color gris de tu cerebro, son sombras, mentiras y cualquier gesto se convierte en la siguiente nota de tu pentagrama oscuro. Lo intentas callar pero no puedes, pones su melodía preciosa pero siempre vuelves; se mezcla, se entrecorta, te corta, te corta y callas. Todo te parece bien y sonríes supurando tu conciencia.

Y todas esas cosas malas te vuelven de nuevo, te sientes sola e indefensa gritando a tu descosido corazón.

¿Por qué no desaparece el color gris? ¿Por qué tengo esta canción metida en la cabeza? ¿Por qué muero por dentro? 

¿Por qué joden tanto los celos?

Advertisements

6 thoughts on “¿Por qué te duele tanto?

  1. Tema tan complejo, como oscuro el de los celos… Qué fue antes, ¿la inseguridad o los celos? Qué sientes antes…, ¿tus fantasmas o la realidad? ¿Qué es la realidad…? Al final nosotros nos la construímos. Jaula o jardín. Bosque o pradera. Río u océano.

    Siempre somos nuestro peor enemigo. Siempre seremos nuestra propia defensa.

    Me ha encantado, de veras 🙂

    Liked by 1 person

  2. Muchas gracias por pasarte por aquí y dejar tu comentario. He intentado plasmarlo de la mejor manera posible y ha sido intentándome poner en esa situación, preguntarme ¿Qué puede sentir alguien ajeno a mí (en este caso una chica)? y, tal que así, decidí hacer una “encuesta” a algunas amigas mías jajajaj, suena loco pero me facilitó el crear un esquema emocional en mi cabeza, me imagino que mis estudios de psicología me han ayudado también un poco y bueno… Ahí está.

    Cómo siempre un placer tus comentarios 😉

    Un fuerte saludo.

    Like

  3. Me EN-CAN-TA! Así con las sílabas separadas y en mayúsculas. Aquí estoy en la silla que me prestaste y estoy conmovida con lo que has escrito en esta entrada, además de que me parece brillante. Pasaré por aquí bien a menudo.

    Liked by 1 person

    1. Hola melbag, muchas gracias por tus halagos en este escrito, me han regalado un buen domingo con el que empezar a escribir. Me gusta que te haya gustado. Invitada quedas de por vida, es lo que tiene mi blog 😛

      Y bueno también lo tiene el tuyo, no dudo que me pasaré muuuuyy a menudo.

      Un fuerte saludo. 😉

      Liked by 1 person

  4. Celos… ´mitad falta de sesos y mitad inseguridad´ dice un cantautor que es uno de mis preferidos… lo cierto es que cuando queremos es inevitable, y creo que no es malo en pequeñas dosis, nos recuerda que debemos cuidar y respetar lo que tenemos, valorarlos para que otro no lo haga por nosotros. Lindo leerte.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s